Fernanda Raiti

Educación en Valores Humanos. Comunicación Social

Taller de Arte y Espiritualidad febrero 12, 2010

Mi visión para crear este Taller responde a la búsqueda de la Escuela Mahatma Gandhi de propiciar en sus estudiantes la creación de obras artísticas de valor ético y estético hallando en el arte un canal directo de expresión de la propia espiritualidad, el autoconocimiento y los valores humanos.

Cuando el Taller de Arte asume el desafío de desarrollar la conexión interna, el compartir, el juego y la expresión estética, se genera un espacio de gran crecimiento conjunto en el cual los procesos son tan importantes como los logros alcanzados. A continucación, un ejemplo del trabajo que es posible realizar:

Acerca de la espiritualidad en el arte

Entendemos que el arte es un espejo del alma y nos proponemos ir más allá de los debates intelectuales acerca del lugar del arte y de su valor en la sociedad, para adentrarnos en el significado profundo que la experiencia artística infunde en el ser humano al crear. Nos referimos a un estado interno donde la mente no está bajo el control de la situación, sino que aquietada por la propia conciencia, está al servicio y en función del ser interno que, como un testigo, es capaz de observar la mente y su red de pensamientos. Esta es una experiencia que es válida para todo ser humano que se toma el tiempo y que asume el desafío de explorarse y conocerse a sí mismo.

Parafraseando a Martin Luther King, como humanidad hemos conquistado el cielo como aves y navegado las profundidades del océano como peces pero no hemos sido capaces de avanzar un milímetro para conocernos a nosotros mismos.

Rudolf Steiner afirmaba que un ser humano plenamente educado es aquel con la inquietud de autoeducarse durante toda su vida. En este sentido, la educación debe sembrar en sus instancias formales, los recursos para que los estudiantes puedan luego en sus vidas futuras continuar autoeducándose. La experiencia artística que buscamos brindar no es en función de generar camadas de egresados que se dediquen al arte con exclusividad o como profesionales, sino que conozcan el terreno del arte como campo fértil para adentrarse más y más en la esencia de su propia humanidad. De este modo, “la inteligencia artística” fortalece “la inteligencia espiritual”. Entendemos que la espiritualidad no es un don reservado para unos pocos sino un aspecto natural y fundante de todo ser humano.

Desde la perspectiva de la Educación en Valores Humanos, las artes se asocian de modo directo a la espiritualidad, ya que a través de ellas se expresa fielmente la profundidad del espíritu humano. Es a su vez mediante el arte que podemos expresar la belleza, pilar esencial de la tríada Verdad, Bondad, Belleza que caracteriza los fundamentos de grandes corrientes espirituales de la humanidad tanto de oriente como de occidente. Platón, por ejemplo, concede una especial relevancia a las ideas de Verdad, Bondad y Belleza, que vienen a ser como esas tres cualidades esenciales de la realidad. Al igual que todos los colores pueden formarse mezclando los tres primarios, así todas las cosas nobles, todas las virtudes, no son sino una expresión de estas tres ideas básicas en distinta proporción.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s