Fernanda Raiti

Educación en Valores Humanos. Comunicación Social

2.1. Redes interinstitucionales febrero 4, 2010

¡Has hallado un botón de muestra!

Comparto a continuación un ejemplo de mi trabajo en el Área de la Comunicación Comunitaria. El presente material es parte de un proyecto mucho más amplio que elaboré para la Cooperativa de Electricidad de Bariloche, entidad que estaba interesada en generar estrategias comunicacionales para favorecer el intercambio de recursos humanos y materiales entre asociaciones de la sociedad civil con fines sociales.

Luego de un diagnóstico comunicacional interno de la entidad que desea promover el proyecto y de un diagnóstico de las asociaciones de la sociedad civil que participarían del proyecto, planteo los siguientes planes de acción tentativos

Plan 1

1. Crear un boletín interentidades

Este primer plan es básico, ya que si bien puede ser suplantado por otra propuesta, el objetivo que se plantea es irremplazable: el conocimiento mutuo, la relación y el intercambio entre las entidades.

La función del boletín se centra entonces en permitir que el SICEI mantenga una contacto directo con las entidades y que éstas se conozcan y reconozcan entre sí. Puede responder a las pautas que surjan del diagnóstico y de la planificación, pero procurando en todos los casos que sea un órgano propulsor del encuentro y la iniciativa. Se brinda, por ejemplo, espacio para artículos de investigación de una entidad, notas de reflexión colectiva de otra, aportes comunitarios de las actividades de una tercera entidad, análisis de las entidades en la comunidad barilochense, etc.

El boletín puede contar con uno o diversos soportes –impreso, correo electrónico, audiovisual- sobre la base de las posibilidades y necesidades existentes, tanto humanas como económicas.

Es importante destacar que un boletín no es ni mucho menos un organismo autosuficiente para lograr el acercamiento y el intercambio entre las entidades, sino que su efectividad depende casi enteramente de la estrategia política que lo sustenta, de su verdadero carácter participativo y su respuesta a aspectos que sean vivenciados como vitales y necesarios por quienes escriben los artículos y por quienes los leen. De otro modo, un boletín puede cumplir meramente una funcionalidad instrumental que renuncia a la valiosa participación transformadora de la realidad y al prestigio que implica una publicación abierta y participativa.

2. Generar una red interentidades de recursos y servicios

A partir de la sistematización de la información con que cuenta el SICEI y de la información obtenida a lo largo del proceso de diagnóstico y planificación, el SICEI se propone como canalizador y punto de encuentro entre las necesidades de las diversas entidades y los  recursos (de todo tipo: materiales, humanos, institucionales) que cada una puede ofrecer a las otras. De este modo, se da respuesta a necesidades concretas de las diversas entidades, se establecen lazos comunitarios de acción, valoración mutua por el intercambio de recursos y la integración de entidades que antes se desconocían entre sí.

Este plan implica un costo económico mínimo para el SICEI que consiste en crear y actualizar una base de datos inteligente y permitir que esta información sea de fácil acceso a todas las entidades intermedias. Este acceso podría estar dado por un boletín –impreso o electrónico- de circulación interentidades (para lo cual hay que evaluar su viabilidad económica e institucional) o bien inicialmente poniendo a disposición la información y el asesoramiento a quienes lo soliciten. Para ello es fundamental que las entidades conozcan este servicio y se las promueva a participar del mismo, ambos puntos dependerán en buena medida de que la propuesta de la planificación sea estratégica y participativa.

Resulta interesante destacar que la CEB cuenta con un importante potencial centralizador de la información pese a lo cual es óptimo que se incorpore a la red interentidades de recursos y servicios como una entidad más, en condición de igualdad, pese a ser la coordinadora de la red. Esto acciona el carácter participativo y hace a la autenticidad y legitimidad de toda red: un entramado donde los lazos establecidos generan responsabilidades y permiten a su vez recorrer con libertad los distintos caminos conjuntamente construidos.

3. Vínculos por similitud entre entidades.

Este plan consiste en agrupar a las instituciones que trabajan con objetivos y/o grupos poblacionales similares.

El plan tiene dos objetivos básicos:

El primero consiste en el mutuo intercambio, a partir de experiencias institucionales, investigaciones sobre temas de interés comunes, necesidades compartidas, etc.
El segundo se centra en que las entidades así vinculadas generen planes de acción comunes, abordando de un modo más integral problemáticas e intereses compartidos.
Los espacios de encuentro pueden proveerse alternativamente por las distintas entidades o por el SICEI en caso de ser necesario.

Los objetivos de  los encuentros deberán ser oportunos y concisos a fin de que sean eficientemente alcanzados.  Deben ser, a su vez, acordes a las necesidades de las entidades que emerjan de las encuestas, para que aporten un verdadero efecto de transformación y cambio.

La coordinación de los encuentros puede realizarse por las mismas entidades o por miembros del SICEI en caso de ser requerido o necesario. Es importante destacar que la coordinación debe mantener siempre en vista los objetivos del encuentro, para que desde un principio se sepa que los mismos son de interés y provecho mutuo.

4. Promover el crecimiento y bienestar institucional barilochense

Este plan es, por sobre todo, resultado de la implementación de los planes anteriores u otros similares.

El objetivo se centra en dos ejes:

Fortalecer y mantener los vínculos creados anteriormente
Brindar a la comunidad institucional de S.C. de Bariloche los canales de crecimiento que sean viables y necesarios.

Este objetivo puede ser alcanzado desde distintos enfoques y responde a una estrategia y una políticas que es necesario evaluar si son viables.

Sus modos operativos pueden ser:

Realizar periódicamente Jornadas Institucionales donde se proponga un tema de interés común y se invite a disertantes, se hagan exposiciones de casos, se realicen debates, etc. Difundir las Jornadas en medios masivos a fin de asignarles un reconocimiento público y destacar su aporte a la comunidad de Bariloche. Publicar los resultados de las Jornadas Institucionales y hacer circular esta publicación del modo más abierto y abarcativo posible.
Nota: otras estrategias pueden ir surgiendo a medida que se consolida este tipo de acciones.
Realizar concursos institucionales que premien el servicio social que realizan, la creatividad institucional ante situaciones de crisis, la innovación y solidaridad con otras instituciones, etc. Estos concursos pueden tener una recompensa en un sistema de “créditos institucionales”. La idea es centrarse más en el valor del prestigio y reconocimiento que en la mera competencia por obtener recursos, para no desvirtuar el objetivo que pretende alcanzar. Los materiales que surgen de estos concursos pueden quedar en una “biblioteca institucional” del SICEI o como patrimonio cultural de la ciudad, por ejemplo.
Realizar encuentros de capacitación, proponiendo temas que hayan surgido en las encuestas como de interés pero con carencias para acceder a ellos. Se pueden realizar encuentros de capacitación tanto para las instituciones, como para la comunidad toda, por ejemplo, “Cómo formar una Cooperativa”, “Servicio Social a fines de los 90”, etc.

5. Programa de monitoreo y evaluación

Este plan apunta más al crear las condiciones en las que los otros planes puedan desarrollarse adecuadamente que a alcanzar un objetivo institucional de por sí.

Consiste en desarrollar un programa que permita sistematizar la información que se va generando a lo largo del proceso de la planificación y de su implementación. De este modo, se pueden establecer ciclos periódicos de evaluación y reformulación de los objetivos de la misma, ajustándola a la cambiante realidad y a las necesidades que vayan surgiendo como respuesta a los planes anteriores. Este plan parece no tener beneficios mayores que un “control de calidad” de la planificación y su implementación. Sin embargo, hace a la renovación imprescindible que toda reflexión crítica genera, convirtiéndose la evaluación (tanto interna como externa del SICEI) en uno de los pilares que garantizan la continuidad de la integridad del proyecto.

Anuncios
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s